MNCN

Blog

Buscador

Cuando la conservación y el desarrollo entran en conflicto: la avutarda y las carreteras

17/10/2011

Un estudio realizado en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) analiza los efectos de la construcción de una autopista sobre la avutarda común Otis tarda, una especie mundialmente amenazada.

 

El crecimiento de la población humana y la necesidad de conectarla ha hecho inevitable la creación de una impresionante red de carreteras, tanto más densa cuanto mayor es el desarrollo económico. España ya se ha convertido en el país de la Unión Europea con la red de autopistas más extensa.


El impacto de las carreteras en la biodiversidad es crucial, hasta el punto de que se ha creado una nueva disciplina científica denominada ecología de carreteras (Road Ecology). Entre las múltiples afecciones que se han descrito podemos mencionar: el ruido; la contaminación atmosférica, de suelos y aguas; las colisiones y atropellos; el efecto barrera: las carreteras fragmentan el territorio favoreciendo el aislamiento entre poblaciones; y la pérdida directa de hábitat y el deterioro de las zonas próximas a la carretera.

La especie elegida para la investigación es la avutarda común, una de las aves voladoras más pesadas, que habita en áreas cerealistas y otros ambientes esteparios. Aproximadamente dos tercios de la población mundial se encuentran en España. Las aves esteparias, entre las que se incluye la avutarda común, son el grupo de aves más amenazado de Europa, hasta el punto de que 83% de sus especies cuenta con un estado de conservación desfavorable. Llegar a entender cómo responden las aves esteparias a la construcción de carreteras puede facilitar las decisiones sobre su estrategia de conservación.

 

El trabajo se enmarca en un amplio estudio sobre los impactos humanos en las aves esteparias que dirige el investigador Juan Carlos Alonso del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC y en el que han participado investigadores del MNCN y de la Universidad Autónoma de Madrid; será publicado próximamente en Biological Conservation. Se seleccionó un tramo de 34 km de autopista, próximo a la ciudad de Madrid, para estudiar el comportamiento de la avutarda en un área en la que se han recopilado datos demográficos y de distribución espacial a lo largo de 13 años, que incluyen las fases "antes", "durante" y "después" de la construcción de la autopista.


"Gracias al estudio de cada una de las fases en las zonas próximas y alejadas de la carretera pudimos comprobar que desde el inicio de la construcción y durante la fase de funcionamiento las avutardas evitaron las zonas próximas a la autopista hasta unos 560-750 m" nos comenta Aurora Torres, que realiza su tesis doctoral en el MNCN. "Los grupos familiares, constituidos por hembras con sus pollos, son más vulnerables y desde que la autopista entró en funcionamiento la probabilidad de encontrarlos a menos de 1300 m es baja". Otro efecto registrado es la reducción progresiva durante 6 años del número de avutardas hasta llegar al 50% de las aves presentes en una banda de 2000 m en torno a la carretera. Este descenso de la población no se atribuyó ni a una disminución de la productividad ni a la mortalidad por colisión, sino más bien a un desplazamiento de las avutardas a otras zonas con menos molestias y en las que había otros bandos.


Aunque el impacto de la autopista sobre las avutardas parece modularse a lo largo del año en función de los requerimientos de su ciclo biológico, es evidente que las aves se alejan de este tipo de infraestructuras. El efecto negativo sobre la población no es inmediato, sino progresivo, y no es reversible.


Referencia bibliográfica:

Torres, A., Palacín, C., Seoane, J., Alonso, J. C. 2011. Assessing the effects of a highway on a threatened species using Before-During-After and Before-During-After-Control-Impact designs. Biological Conservation. doi.org/10.1016/ j.biocon.2011.05.014.

Ministerio de Ciencia e InnovaciónCSIC

Web realizada con la
colaboración de

Telefónica