MNCN

Blog

Buscador

Desarrollan marcadores moleculares útiles para la conservación de corales

28/11/2011

Científicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) encuentran marcadores moleculares que permiten entender mejor la estructura genética de las poblaciones de la madrépora mediterránea.

 

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, los corales no son plantas sino animales de una gran simplicidad pero capaces de formar comunidades extraordinariamente complejas; es más, constituyen la base de algunos de los ecosistemas más ricos del planeta. Los corales configuran estructuras tridimensionales que proporcionan protección, alimento y enclaves para reproducirse a innumerables especies, entre las que podemos encontrar organismos tan diversos como peces, crustáceos, equinodermos, moluscos, poliquetos, foraminíferos, algas y bacterias. Aproximadamente una tercera parte de las especies marinas que se han descrito viven en los arrecifes de coral de áreas tropicales.

 

Hace más de 500 millones de años, cuando los océanos eran una auténtica eclosión de vida, los corales empezaron su andadura. Si bien el Mediterráneo ya no alberga los espectaculares arrecifes de coral que hubo en el pasado, este mar aún da cobijo a especies como la madrépora mediterránea Cladocora caespitosa, el único coral formador de arrecifes que perdura y que puede vivir hasta 300 años. Su distribución hoy en día sólo es un vestigio de la que tuvo en el pasado, antes de que la crisis del Mesiniense acabara con los ecosistemas de arrecife tropical. Durante este período -al final del Mioceno- se desecó casi completamente el Mediterráneo, como consecuencia del cierre de las vías marinas que lo comunicaban con el océano Atlántico.


Durante la última década este coral ha sufrido mortandades masivas relacionadas con el aumento de la temperatura del agua. Cuando esto ocurre se produce un fenómeno conocido como blanqueo del coral, en referencia a la pérdida de color que tiene lugar cuando las zooxantelas desaparecen. Estas algas microscópicas que viven en los tejidos del coral, y son responsables de sus llamativos colores, favorecen la mineralización del carbonato cálcico disuelto en el agua y con ello posibilitan el crecimiento del coral y el mantenimiento de la estructura del arrecife.

 

Un equipo de investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, liderado por Annie Machordon y José Templado, con el que ha colaborado la Universidad de Búfalo, ha desarrollado un grupo de microsatélites que servirá para comprender mejor la estructura genética de las poblaciones de esta especie de coral perteneciente al orden de los Escleractinios. El trabajo realizado por Pilar Casado de Amezúa, y que forma parte de la tesis doctoral que desarrolla en el MNCN, ha sido publicado en la revista Journal of Heredity.

 

Los microsatélites son regiones del genoma en las que una secuencia corta -de menos de 10 pares de nucleótidos- se repite un cierto número de veces. Constituyen una herramienta muy útil para cuantificar la variabilidad genética en las poblaciones, determinar si existe flujo génico entre ellas, estudiar el grado de dispersión, etc.

 

Dado que los corales viven en simbiosis con las zooxantelas, era fundamental asegurarse que el ADN obtenido no procedía de las algas simbiontes. La investigadora Annie Machordon señala: "Se han desarrollado 13 microsatélites a partir de una colonia blanqueada naturalmente. El nivel de polimorfismo se testó en muestras de tejidos obtenidas de 28 colonias". Los microsatélites se probaron igualmente en la madrépora patagónica Oculina patagonica, una especie supuestamente invasora procedente del trópico americano. Los resultados obtenidos con el coral tropical fueron positivos, por lo que estos marcadores moleculares podrían utilizarse también en otras especies relacionadas.

 

Referencia bibliográfica:
Casado-Amezúa, P., García-Jiménez, R., Kersting, D. K., Templado, J., Coffroth M. A., Merino, P., Acevedo, I., Machordom, A. 2011. Development of Microsatellite Markers as a Molecular Tool for Conservation Studies of the Mediterranean Reef Builder Coral Cladocora caespitosa (Anthozoa, Scleractinia). Journal of Heredity. doi: 10.1093/j.hered/esr070.

 

 

Ministerio de Ciencia e InnovaciónCSIC

Web realizada con la
colaboración de

Telefónica