MNCN

coral rojo cabeceras

Historia del Museo

Quinta época: Renovación (1985)

A últimos de 1984, la Junta de Gobierno del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) adoptó la resolución de reestructurar el Museo Nacional de Ciencias Naturales, refundiendo en él tanto el Instituto Español de Entomología como el Instituto de Geología de Madrid (antiguo "Lucas Mallada"). Más tarde se uniría también el tercer instituto, el de Ciencias Naturales “José de Acosta”.  El Museo fue declarado, por su importancia histórica y científica, "Centro Singular" dentro del Consejo. 

 

 

 

 

A partir de 1985 la situación de marasmo comenzó a cambiar, cuando se empezó a dotar al Museo de medios económicos y de personal, tanto en lo relativo a equipos de investigación como de conservadores de las colecciones, y se abrieron nuevas líneas de investigación al tiempo que se acometían obras en diferentes partes del Museo. En 1986 se firmó el primer convenio con el INEM para contratar personal que trabajase temporalmente en las colecciones y se creó la Sociedad de Amigos del Museo (SAM).

 

Tres años después la transformación vivida por el Museo no fue solo arquitectónica sino también conceptual saltando, no sin ciertas dificultades, a una concepción de museo “actual”.  Se estableció un nuevo organigrama con tres vicedirecciones, estructura adaptada a las principales funciones que el museo tiene encomendadas: Colecciones, Exposiciones e Investigación. A las  obras de reacondicionamiento se añade la transformación de las ideas expositivas, agrupando los animales expuestos no ya tanto por criterios taxonómicos como ecológicos y se inauguró la nueva Sala de Geología (Lobón y Morales, 2009).

 

Desde comienzos de los años 90, con la dotación de conservadores y la contratación temporal de personal, se ha venido haciendo un gran esfuerzo por recuperar las colecciones históricas del Museo y ampliar los fondos existentes. Así, se ha ido completando el proceso de informatización y las colecciones han ido creciendo con la recepción de donaciones de particulares (algunas muy notables) y la multiplicación de los ingresos provenientes de campañas científicas de grupos de investigación españoles y extranjeros. La relación con la comunidad científica se ha ampliado y estrechado en este tiempo y las colecciones del Museo son hoy receptoras de decenas de ejemplares tipo cada año, entrada de material procedente de tesis doctorales, etc. También se han incrementado los préstamos, las consultas y las visitas de investigadores, todo lo cual hace de las colecciones un instrumento de primer orden al servicio de la comunidad científica. Además, se han creado colecciones nuevas, como la de Tejidos y ADN, la de Bellas Artes (que custodia mobiliario y cuadros de la época del Real Gabinete, piedras bezoares, etc.), la de Instrumentos Científicos o la Fonoteca zoológica. Otras se han subdividido, como la de Invertebrados No Insectos, que en la actualidad forma tres colecciones: Malacología, Invertebrados y Artrópodos No Insectos.

 

Las colecciones del Museo han participado en los últimos años en exposiciones de algunas de las más importantes instituciones del país, como el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (2006), el Parque de las Ciencias de Granada (2008, 2010, 2014), el Museo de Arte Contemporáneo Español de Valladolid (2006-2007), L´Oceanografic de Valencia (2007-2008), el Real Jardín Botánico (2010), el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (2012), el Palacio Real (2012-2013), el Museo Nacional del Prado (2013-2014), el Museo del Romanticismo (2014-2015), el Museo Thysen-Bornemisza (2015-2016) y el Museo de la Evolución Humana (2016).

 

Se abren nuevas líneas de investigación y el museo participa en numerosos proyectos científicos. Entre ellos destaca, por su singular resonancia internacional, el de la excavación del yacimiento de Atapuerca, proyecto del que fue pionero Emiliano Aguirre, que en 1986 había sido director en funciones del centro. También en el terreno de la paleontología, hay que señalar la excavación en el Cerro de los Batallones. En el estudio de la biodiversidad y la taxonomía tiene gran importancia el Proyecto Fauna Ibérica, liderado por el MNCN bajo la dirección de María Ángeles Ramos, cuyo propósito en las cuatro campañas llevadas a cabo ha sido inventariar la fauna (continental, fluvial y marina) de la Península Ibérica y Canarias. Otros muchos proyectos cubren áreas como la biología evolutiva, la biogeografía, la estructura taxonómica, la evolución y la conservación de la biodiversidad animal, el cambio climático, la ecología evolutiva, la biogeoquímica, la ecología microbiana, la geología y la paleobiología.

 

Se realzan sus colecciones de gran valor histórico y científico. Se inauguran las "Actividades educativas". El Museo se da a conocer al público a través de Exposiciones permanentes, temporales e itinerantes.

 

 

 

 

 Se hace un gran esfuerzo por la recuperación de los documentos de las colecciones, muchos de cuyos fondos están informatizados o en proceso de informatización.

 

 

En los años 90 se inauguraron también las "Actividades educativas" y se emprendió un programa de exposiciones, tanto permanentes como temporales, con el fin de difundir al público el patrimonio del centro y promover la divulgación de las Ciencias Naturales.

 

Entre las exposiciones temporales más destacadas, cabe señalar: “Dinosaurios: monstruos fantásticos, animales desconocidos” (1990-1991);  “Amada Tierra” (1992-1993); “Primeros europeos” (1993);  “Historia Natural: el regreso” (1998); “Atapuerca: nuestros antecesores” (1999-2000); “Cubiertas animales” (2002-2003); “Alejandro de Humboldt: una nueva visión del mundo” (2006-2007); “La evolución de Darwin” (2009-2010); “Hace 100 años el Museo estrenó sede” (2010-2012); “Diplodocus carnegii: 100 años en el Museo Nacional de Ciencias Naturales” (2013-2014); “Naturalezas ilustradas. La Colección Van Berkhey del Museo Nacional de Ciencias Naturales” (2014-2015); “Arte y Naturaleza en la Prehistoria. La colección de calcos del MNCN” (2016) y “Una colección, un criollo erudito y un rey. Un gabinete para una monarquía ilustrada” (2016-2017).

 

Se crea el Servicio de Documentación en el que están integrados la Biblioteca, el Archivo y el Laboratorio de Restauración de papel. Los fondos se incorporan a la Red de Bibliotecas del CSIC en donde pueden consultarse en Internet. Se establecen normas para el préstamo y la reproducción de fondos de las Colecciones y del servicio de Documentación.

 

Siempre en continua evolución, se crea la Mediateca. En colaboración con la Red de Bibliotecas del CSIC se abre una Tienda Virtual para la venta de imágenes de parte del Fondo Especial del Archivo: la Colección Fotográfica, correspondiente a la Comisión Científica del Pacífico.

 

Actualmente, la falta de espacio y de personal especializado, batallas históricas del Museo, como puede verse a través de sus diferentes etapas, hacen que no se siga poder creciendo al ritmo que marcan los tiempos.

 

Ministerio de Ciencia e InnovaciónCSIC

Web realizada con la
colaboración de

Telefónica