MNCN

rana fosil cabeceras

Histórico de exposiciones

La Escritura de los animales. Leyendo la diversidad de la vida

“La Escritura de los animales. Leyendo la diversidad de la vida”

Desde el 14 de febrero hasta el 29 de abril del 2007.

 

El Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) inauguró la muestra, realizada en colaboración con la Fundación Biodiversidad y comisariada por el conocido naturalista Joaquín Araujo. "La Escritura de los Animales" reflejó los rostros y rastros de la vida animal. En esta ocasión, la exposición se completó con decenas de ejemplares de las colecciones del Museo de aves, mamíferos, peces, reptiles e insectos endémicos de la Península Ibérica, así como de especies amenazadas.

 

La exposición se centró en la diversidad de los ecosistemas de la Península Ibérica, así como las biocenosis de esos ecosistemas ayudando a interpretar las huellas y señales que los animales dejan a su paso.


Está estructurada en tres áreas:


1) "No estamos solos". Donde se explicaron las labores de la Fundación Biodiversidad, que se desarrollan en el ámbito de la conservación, estudio y uso sostenible de la biodiversidad, así como la cooperación internacional al desarrollo.


En este primer espacio también se abordó la Paleo-escritura a través de una cronología estratigráfica, fósiles reales y fotografías de ignitas.


2) Ecosistemas de la Península Ibérica: Bosque y matorral mediterráneos, bosques atlánticos, bosques de coníferas, aguas continentales, islas Canarias, secanos y baldíos, la costa, y alta montaña.


Cada uno de los ecosistemas se presentan seis soportes de información: Introducción, Presentación, Fauna, Flora, Espacios naturales protegidos y vitrina con indicios.


Además se exhibió un documental sobre el comportamiento animal y las costumbre de la fauna ibérica.


3) "La recta peligrosa: situación actual de las especies más amenazadas"


Es el conjunto de seres vivos lo que llamamos diversidad biológica. La vida no sólo resulta excepcional, sino también frágil, sobre todo en la actualidad, cuando la extinción de especies resulta de una a 100 veces mayor que cualquier momento de la larga historia de la Biosfera. "Cada especie animal es un ingente manantial de destrezas y de información. Por ello, debemos considerar a la Biodiversidad como conocimiento y sabiduría, como la cultura del planeta. Conocer y defender la multiplicidad vital resulta un acto sabio y ético", explicó Joaquín Araujo. La vivacidad ha conseguido dar incontables respuestas a dos preguntas cruciales: ¿qué hacer para que no se acabe la vida?, ¿cómo conseguir los máximos de eficacia y seguridad para sus creaciones? En nuestro país, cerca de 80.000 especies son las actuales respuestas a estos dos desafíos. En el planeta son más de 30 millones las formas distintas que alberga la Biosfera, ninguna de ellas es posible sin la acción combinada de los elementos básicos (aire, agua, tierra y energía), de los procesos como la fertilidad, de los ciclos naturales, y, por supuesto, sin un dominio espacial donde encontrar alimentos, compañía y hogar.

Ministerio de Ciencia e InnovaciónCSIC

Web realizada con la
colaboración de

Telefónica