MNCN

nautilus cabeceras

Exposiciones Permanentes

Biodiversidad

Destacada biodiversidad

 

 

 


Reapertura el 13 de febrero de 2018


 

 

 

 

Inaugurada el 27 de marzo del 2012

 

La renovación de las exposiciones permanentes del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), iniciada en 2010 con la exposición "Minerales, fósiles y evolución humana" y seguida en 2011 con "El Real Gabinete de Historia Natural", culminó en marzo de 2012 con la inauguración de la exposición permanente "Biodiversidad".

Situada en el ala de Biología del Museo, la muestra ocupa un espacio aproximado de 1.000 metros cuadrados, y ha contado para su realización con la colaboración de más de una docena de científicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales, la Fundación Biodiversidad y  la Sociedad de Amigos del Museo (SAM).

 

El objetivo de esta exposición es dar a conocer el concepto de biodiversidad y sensibilizar a los visitantes acerca de su importancia y la necesidad de su conservación. 


En ella se muestran un gran número de ejemplares procedentes de las colecciones del Museo, algunos de ellos tan emblemáticos como el elefante africano o el diorama de los abejarucos realizado por José María Benedito a principios del siglo XX. Se presentan también ejemplares únicos como el lobo marsupial o el alca gigante, ambos extinguidos, y otros seriamente amenazados como el leopardo de las nieves, el urogallo o el oso pardo.


La exposición se articula en torno a tres ámbitos


En el primer ámbito se explica qué es la Biodiversidad, cómo se distribuye en los diferentes biomas del mundo y cómo se manifiesta en las formas, colores y relaciones entre los diferentes organismos que componen los ecosistemas. A continuación, las grandes colecciones de insectos y conchas de moluscos del MNCN sirven para explicar los distintos niveles en que apreciamos la Biodiversidad, desde la de los genes hasta la de los ecosistemas. También existe un espacio para mostrar de qué manera los científicos intentan ordenar la biodiversidad clasificando y dando nombre a los seres vivos.


En este espacio los visitantes podrán comparar los mamíferos de mayor tamaño como el elefante y la ballena, con algunos de los más pequeños como musarañas o topos y también comprobar que, a veces, las apariencias engañan, ya que animales de aspecto externo muy similar están muy alejados filogenéticamente, mientras que otros muy distintos entre sí, están emparentados.


A través de un espacio de transición donde se explican el origen y el árbol de la vida y donde también se encuentra una zona de proyección de documentales, se accede al segundo ámbito titulado "La Biodiversidad, fruto de la Evolución". Aquí se expone la teoría de la evolución a través de la selección natural y sexual. Además diversos apartados explican la base genética de la evolución, así como la relación entre fósiles y evolución. Para complementar, una gran vitrina con una representativa colección de esqueletos (reptiles, mamíferos y aves) permite a los visitantes de la exposición realizar un ejercicio de anatomía comparada.


Finalmente, las extinciones ocurridas en el pasado remoto a nivel geológico, y las más recientes relacionadas con la actividad humana dan paso al siguiente ámbito, el de la conservación. Aquí es donde se encuentran algunos de los ejemplares más valiosos del Museo que corresponden a especies ya extinguidas como el lobo marsupial o el alca gigante. Los interrogantes que la sociedad se plantea en cuanto a la conservación ¿qué debemos conservar?, ¿dónde conservar?, ¿cómo conservar? y ¿por qué conservar? encuentran respuesta en este ámbito.
La exposición finaliza con un espacio dedicado a la labor que realizan los investigadores del MNCN para mejorar la conservación de distintas especies con diferentes grados de amenaza (con ejemplos como el urogallo, el lince ibérico, el oso pardo, la lapa Patella ferruginea o la gacela Mohor).


El MNCN presenta de este modo su primera exposición bilingüe, español e inglés. Pero sobre todo destaca el esfuerzo realizado por toda la institución para "mostrar un gran número de piezas de sus colecciones que supera con facilidad el millar, muchas de ellas recién restauradas y otras que han llegado recientemente" a las salas del MNCN, como el esqueleto de ballena de 21 metros de largo.


Otro de los valores de la muestra ha sido la activa participación de los investigadores, lo que le confiere un carácter de rigurosidad científica y a la vez actual y dinámico. Por este motivo se concibe como una exposición permanente pero viva que se irá modificando con nuevos elementos expositivos y ejemplares, a medida que se produzcan nuevos descubrimientos.

 

 

Inauguración de la exposición Biodiversidad

Play

Arranca la exposición Biodiversidad

Ministerio de Ciencia, Innovación y UniversidadesConsejo Superior de Investigaciones Científicas

Web realizada con la
colaboración de

Telefónica