MNCN

rana mario al60
Buscador

Fecha

Desde:
/ /
Hasta:
/ /

2014

10.04.2014

EL MNCN recibe la donación de un fragmento de meteorito que cayó en 1931

Santiago Merino, director del MNCN, muestra el meteorito y su lámina a los medios / Eusebio Bonilla

La propietaria vio caer la roca hace más de 80 años. Hoy dona un fragmento al MNCN

El MNCN ha recibido hoy el fragmento de un meteorito que un equipo liderado por el CSIC ha recuperado tras permanecer oculto durante 83 años. En concreto se trata de una condrita ordinaria procedente de un asteroide desconocido.


Según los periódicos de la época eran las 10.30 horas del 9 de julio de 1931 cuando una enorme bola de fuego sobrevoló la provincia de León generando una serie de estallidos audibles desde la capital y otros municipios próximos. Rosa González Pérez, entonces una niña de 11 años, se encontraba a las afueras del municipio de Ardón cuando escuchó un estruendo que surgió de una estela de polvo. Justo delante de ella vio caer una pequeña roca humeante que recogió cuando todavía estaba caliente. Rosa guardó su hallazgo en una cajita, preservándola en muy buenas condiciones durante más de 80 años. Fue su sobrino, J. Antonio González quien, años más tarde, pensó que esa pequeña roca negruzca de 5,5 gramos podría ser importante.


En 2013, los propietarios se pusieron en contacto con el investigador del Instituto de Ciencias del Espacio (IEEC), del CSIC, Josep Maria Trigo que supo que se trataba de un meteorito. Desde esa fecha un equipo internacional ha caracterizado la caída del meteorito. Se trata de una condrita ordinaria del grupo L6 procedente de un asteroide desconocido que ha recibido el nombre de Ardón, municipio leonés donde cayó. Su caracterización ha permitido que sea reconocida como nueva caída por la Meteoritical Society.


Una vez finalizados los análisis y el proceso de clasificación, sus propietarios han donado parte del ejemplar al Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del CSIC, para que sea expuesto al público junto al resto de la colección de meteoritos del museo. "La familia ha accedido a donar una lámina de ese ejemplar y podrá hacerse una réplica se expondrá junto al resto de meteoritos españoles del MNCN. Agradecemos la donación del fragmento y esperamos que esta acción sirva para incentivar más donaciones" señala Santiago Merino, director del Museo.


Las condritas ordinarias son el tipo de meteoritos más común, con algo más de un 73% de todas las caídas de meteoritos conocidas hasta la fecha. El estudio del meteorito Ardón está permitiendo conocer los procesos que ocurrieron durante la formación del Sistema Solar.


La caída de Ardón podría no ser un caso aislado ya que el número de caídas de meteoritos en España es muy inferior al que sugieren las estadísticas. "Los estudios de grandes bólidos que generan meteoritos indican que, por término medio, debe acontecer anualmente en España la caída de un meteorito con una masa superior a un kilogramo", señala el investigador del CSIC, Josep María Trigo.


Los investigadores sospechan que algunos meteoritos podrían permanecer ocultos como secretos familiares o ser vendidos para acabar en colecciones privadas de las que se pierde toda pista. En ese sentido, la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad de 2007 reconoce que los meteoritos españoles son patrimonio geológico y, por tanto, deben ser preservados y permanecer en el país.

volver
RSS

comentarios (0)

Ministerio de Ciencia e InnovaciónCSIC

Web realizada con la
colaboración de

Telefónica