MNCN

rana mario al60
Buscador

Fecha

Desde:
/ /
Hasta:
/ /

2014

14.04.2014

Las hembras de los estorninos responden a las llamadas de los pollos durante su ausencia, los machos no

Imagen de los pollos de estornino negro, <i>Sturnus unicolor</i>, emitiendo  señales de comportamiento de petición. / Blanca Jimeno Revilla

El trabajo aparece publicado en la revista Ethology

Según un estudio del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN), del CSIC, las hembras de estornino negro, Sturnus unicolor, visitan a sus crías más que los machos ante un aumento de las llamadas producidas en su ausencia. Asimismo, la investigación concluye que estos sonidos son percibidos por las hembras como una señal de hambre y suponen un incentivo para aumentar el cuidado de sus pollos.


En las aves, el conjunto de señales que emiten los pollos para obtener alimento cuando los padres acuden al nido es conocido como comportamiento de petición. A través de estas señales, que pueden ser acústicas, posturales o de coloración, los adultos obtienen información sobre el estado y las necesidades de su descendencia y ajustan el reparto de alimento y el cuidado que dedican a sus pollos.


Además de estos comportamientos, los pollos de algunas especies de aves como los estorninos, las lechuzas o algunos pájaros carpinteros emiten otros sonidos, conocidos como llamadas en ausencia, cuando los padres no están en el nido. Estas manifestaciones son, además de poco conocidas, menos intensas, más pausadas y emitidas con una frecuencia menor pero muy constante.


"Nuestro estudio demuestra que las hembras visitaron más sus nidos, en torno a un 40% más de visitas por hora de media, cuando se incrementaron las llamadas en ausencia, mientras que en los machos no se encontró ninguna diferencia", explica la investigadora Blanca Jimeno Revilla.


En los estorninos, esta variación en la respuesta entre las hembras y los machos podría explicarse porque las primeras invierten más tiempo y recursos en el cuidado y alimentación de los pollos. Esta conducta podría generar en las hembras una capacidad de respuesta más elevada ante las necesidades de su prole.

Para analizar el comportamiento de los estorninos, los investigadores, pertenecientes al grupo de Ecología del Comportamiento y Endocrinología (behavecol.es), diseñaron un experimento de playback en una colonia de estornino negro en la sierra de Madrid donde han establecido un seguimiento a largo plazo. Jimeno explica el proceso: "Para llegar a estas conclusiones comparamos las visitas con alimento realizadas por el macho y la hembra en nidos en los que reprodujimos el ruido de fondo [para garantizar que no es la presencia del playback lo que produce los cambios en las visitas], con las realizadas en nidos en los que reprodujimos las llamadas en ausencia de los padres".

 

De estos resultados surgen interrogantes para futuras líneas de estudio, como los relacionados con las distintas estrategias de cuidado parental seguidas por machos y hembras. "Nuestro estudio aporta una nueva perspectiva en la investigación de estas señales y sugiere que incluso los comportamientos que pueden parecernos más simples podrían conllevar funciones e interacciones muy complejas. Se trata de un buen ejemplo de cómo el comportamiento animal muchas veces desafía la lógica. Solo realizando estudios con una perspectiva amplia se puede comprender, poco a poco, el complejo engranaje de los ecosistemas y su evolución", concluye Jimeno. 

 

Actualmente Blanca Jimeno Revilla es investigadora de la universidad de Groningen, Holanda.

 

Jimeno, B., Muriel, J., Pérez-Rodríguez, L. y Gil, D.. (2013) Sexual Differences in Parental Investment in Response to Parent-Absent Calls. Ethology, international journal of behavioural biology DOI: 10.1111/eth.12201

 

Descargar Nota de prensa 

Descargar imagen en alta resolución 

Descargar sonido de la llamada en ausencia de los estornitos

Descargar video del interior de un nido de estorninos

volver
RSS

comentarios (0)

Ministerio de Ciencia e InnovaciónCSIC

Web realizada con la
colaboración de

Telefónica