Artrópodos

Integran la Colección de Artrópodos no Insectos una amplia variedad de animales invertebrados del filum de los artrópodos incluidos en ocho grandes grupos, con categoría de clase, que van desde organismos marinos, como los picnogónidos (arañas de mar o pantópodos) y los merostomados o xifosuros (cangrejos cacerola, verdaderos “fósiles vivientes”), a otros típicamente terrestres, como los arácnidos, los quilópodos, diplópodos, sínfilos y paurópodos (denominados comúnmente miriápodos, ciempiés y milpiés), pasando por los crustáceos, con formas mayoritariamente marinas y dulceacuícolas y en menor grado, terrestres, como muchos isópodos. Los grupos más diversificados, morfológica y ecológicamente, y con mayor número de especies son los arácnidos y crustáceos. Los arácnidos se componen de 17 órdenes. Los más conocidos son los araneidos (arañas), los escorpiones, los opiliones y los ácaros, estos últimos, que comprenden siete órdenes, con especies ectoparásitas que pueden transmitir graves enfermedades, como sucede con las garrapatas. Otros grupos importantes de arácnidos son los pseudoescorpiones, los solífugos (arañas camello), los uropigios (escorpiones látigo) y los amblipigios (arañas látigo). En cuanto a los crustáceos, manifiestan una gran variedad morfológica y habitan diferentes ecosistemas marinos, dulceacuícolas y terrestres. Hay formas sésiles (cirrípedos, como los balanos, anatifas y percebes), otras con caparazón bivalvo (ostrácodos) o sin él (anfípodos), especies planctónicas (copépodos) y también parásitas (rizocéfalos), terrestres (muchos isópodos) y formas de gran tamaño y recio caparazón calcáreo, como los estomatópodos (galeras) y decápodos (cangrejos, langostas, bogavantes, etc.).

Los grupos mejor representados son los crustáceos, los arácnidos, los quilópodos y los diplópodos. Se contabilizan en los fondos al menos 2.760 especies, la mayoría crustáceos y arácnidos. En cuanto a material tipo, hay 330 especies compuestas por 1405 ejemplares. El 69% de los ejemplares son terrestres o dulceacuícolas y un 30% marino. De estos últimos, unos 37.000 proceden de las costas españolas, casi 1.300 del Océano Pacífico (Filipinas, Chile y Panamá, principalmente) y 500 del Mar Caribe (Venezuela y Cuba). Hay unos 70 ejemplares del Océano Glacial Antártico, sobre todo picnogónidos, anfípodos y decápodos. La colección cuenta con 4.800 ejemplares de fauna cavernícola entre los que predominan los arácnidos, quilópodos, diplópodos y crustáceos (anfípodos, isópodos y batineláceos, principalmente), con 146 tipos (27 holotipos), procedentes de cuevas de toda España, sobre todo de la cornisa cantábrica, Navarra, Levante y Burgos, entre otras provincias. Hay más de 3.000 preparaciones microscópicas y unos 600 especímenes, sobre todo la colección histórica de decápodos, se conservan en seco.

Personal de la colección

Begoña Sánchez Chillón. bego@mncn.csic.es