Darwin, una mirada que cambió el mundo

 

Craneo, mono y libro de Darwin
Detalle de la exposición. / Jesús Muñoz

El 12 de febrero de 1834, el capitán FitzRoy, como regalo por el 25 cumpleaños del joven Charles Darwin, le puso su nombre a una montaña de Tierra de Fuego, Mount Darwin. 

El 12 de febrero de 2020, el Museo Nacional de Ciencias Naturales le hace su particular regalo con la presentación de un nuevo espacio expositivo dedicado a la vida y obra del célebre naturalista, personaje clave en el progreso de las teorías científicas que marcó un nuevo rumbo en el estudio de la biología. Aspectos sobre su vida, qué le llevo a embarcarse en la expedición del HMS Beagle o cómo acabó desarrollando sus teorías sobre la evolución y la selección natural, son algunos de los contenidos que podréis encontrar en este espacio situado dentro del recorrido de la exposición principal de Biodiversidad.

Lombrices de tierra, percebes, palomas, orquídeas... son algunos ejemplos relacionados con los estudios de campo que Darwin llevó a cabo durante su viaje. También se incluye una importante representación de los libros y diarios escritos por él que marcaron un antes y un después en el ámbito científico, y una selección de publicaciones sobre los comienzos de la enseñanza de las teorías darwinistas en nuestro país. 

Además de las Vicedirecciones de Exposiciónes  y Comunicación y Cultura Científica; el servicio de audiovisuales y los conservadores del MNCN, esta exposición se ha llevado a cabo gracias a las siguientes personas y entidades:

Margarita Hernández Laille, Antonio Ramírez, Boomerang Graphics,  BBC News Mundo, Américo Cerqueira Valle, Carmen Mateo, Gordon Chancellor, John van Wyhe, Robin Brooke-Smith, la Biblioteca de la Universidad de Cambridge y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). 
 

Planta baja

Planta baja
Venta de entradas

Galería de imágenes

¡No te lo pierdas!

Horneros en su nido

Horneros en su nido

El hornero (Furnarius rufus). La forma de sus nidos recuerdan a los hornos de barro.